sábado, 26 de noviembre de 2011

Golosina





Delicadamente fue desabotonando su camisa hasta dejar el apetitoso torso a la vista.
Él sonrió con una pureza tan encantadora que la hizo relamerse, empezó a  acariciarle el cabello de la nuca echándole la cabeza hacia atrás, saboreando  trozo a trozo de pecho muy lentamente, atrapando cada latido de su corazón con  cada lametazo,  y es que él era una golosina sabrosa que había caído entre sus manos, incitándola como si tal cosa.  Y con esas manos le manoseaba suspirando, apretando sin compasión, y sus ojos se deleitaban devorando los estallidos de sus labios.
Era tan delicioso…Aferrando a su presa como una alimaña hambrienta, y es que el miedo de esa aterciopelada masculinidad hacía que su deseo  cobrase más fuerza.  Y justo… Cuando comenzó a masticarle olisqueando su vientre, en ese mismo instante en el que el juego quería continuar para disfrutar de ese apreciado y generosísimo  manjar, una traidora paloma blanca voló en su cabeza recordando  que casi le doblaba la edad.


63 comentarios:

  1. Y que? si a él no le molestaba. Ademas una golosina de tanto en tanto, nos recuerda lo dulce que es la vida.
    Un beso....

    ResponderEliminar
  2. Como siempre,me dejas meditando...(tienes ese don) Te superas.

    De repente me vino a la cabeza,que podía ser yo,con el abuelo de Heidi.
    Besos, ojosnegros¡

    ResponderEliminar
  3. ¡¡Mecachis, mes has cortado el rollo!!, si los dos se lo están pasando de p*t* madre que importa la edad, ¿son mayores de edad? si, entonces lo que aquí leo es de tener muy mala uva, les has cortado el "gustito" al personaje de la narración y al lector. Un abrazo ojos.

    ResponderEliminar
  4. ¿Y qué más da?
    La edad es solo una cifra. ¡Nos has cortado el rollo! jajaj
    Un besote!:)

    ResponderEliminar
  5. jejje...que buen giro con la golosina...dulce pecado...pero a quien le amarga un dulce?

    ResponderEliminar
  6. Esa palomita malaaaaaa... (llamemosla conciencia) le arruinó el placer de seguir disfrutando!!!
    Creo que en cuestiones de amor, bueno de deseo en este caso... la edad no cuenta para los involucrados.
    Lo curioso es que la edad cuenta casi siempre para el resto... no???
    Besos Ojitos, hacia tiempo no escribias... que lindo volver a leerte.

    ResponderEliminar
  7. Qué espante a esa maldita paloma y que disfrute.

    ResponderEliminar
  8. Siempre tiene que venir una paloma a importunar.
    Ojalá la sacudiera fuera de un manotazo.
    Hay que disfrutar, todos hemos sido golosinas y también merecemos una (o más...)

    Besos

    ResponderEliminar
  9. Con tus microrrelatos siempre me dejas pensando... dichosa paloma traidora.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Yo quiero golosina, soy una vieja pecadora jajajjajaja Besotes Ojitos guapos.

    ResponderEliminar
  11. Se me olvidaba que la paloma también quería participar, sentía mucha envidia. Besos.

    ResponderEliminar
  12. Bueno, muy bueno, ... una presa deliciosa. ¡Ya quisiera la paloma!

    Besos

    ResponderEliminar
  13. ¿Y aún la ponen como el signo de la paz? Maldita paloma. Saludos

    ResponderEliminar
  14. ¿Y qué más da?... Jolín con la palomita... ;)

    Besos enormes, preciosa...

    Enganchan tus relatos.

    ResponderEliminar
  15. Una golosina sienta bien a cualquier edad y a cualquier hora. Bicos. Sidrina

    ResponderEliminar
  16. Esa paloma la puso a volar los prejuicios, las oxidadas clases de catequesis,las viejas y caducas tradiciones y seguro que no era blanca.
    La paloma blanca habla de libertad, de amor sin ataduras, de vida.
    Bello relato, con un final triste que no comparto.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Nunca me importó la edad... Soy de un país (Brasil) en el que las diferencias nunca importan, allí verás un hombre bajo con una mujer alta, un delgado con una obesa, y así. Mientras haya piel, está todo perfecto.
    Un beso enorme.
    HD

    ResponderEliminar
  18. Esa paloma llegó a revolotear simplemente para razonar lo ocurrido. Es cierto que en la pasión no todo tiene sentido. A disfrutar como un niño de la golosina.
    No me canso de repetir lo mucho que me gusta como escribes.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  19. Las ganas desaparecen la edad.

    Buenas letras.
    Saludo desde Barranquilla. Invitación a mi Galería.

    ResponderEliminar
  20. Un amigo mio, poeta, suele decir que el tiene la edad de las mujeres a las que ama...

    Asi no se complica la vida...

    Un tipo listo, sin duda.

    Un abrazo grande, amiga

    ResponderEliminar
  21. El amor siempre está fuera de toda lógica. No le importa la edad.

    Precioso texto, muy sensual...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  22. Víctima y verdugo ¿Quién es quién? Todas las pasiones exageran ¿Qué son las pasiones, si no exageran?

    ResponderEliminar
  23. Se trataba de una relación consentida... entonces ¿qué importancia podía tener la edad?

    ResponderEliminar
  24. ¡¡¡Me cachis con la paloma!!Mientras exista amor,la edad ¡¡Qué importa!!
    Besazos Ojos.

    ResponderEliminar
  25. esos prejuicios que se esconden acechando...
    tené por seguro que si están ocultos por ahí, en el momento menos pensado afloran y hacen estragos

    besos, Ojitos

    ResponderEliminar
  26. Al menos no se le cagó encima...creo.
    Un beso!

    Salu2

    ResponderEliminar
  27. La edad y el paso del tiempo, los inventamos nosotros.
    Un micro sin desperdicio...

    Bsos.

    ResponderEliminar
  28. Las palomas, blancas o no, siempre son inoportunas!

    Muy bueno!
    Besos.
    ;)

    ResponderEliminar
  29. Delicioso ;)

    Besote

    pd. me encanta el cambio de estilismo :)Y la foto es bellísima.

    ResponderEliminar
  30. Ambiente navideño,jajaja q gracia me has hecho¡

    ResponderEliminar
  31. Es una delicia leerte siempre y no me canso de decírtelo tienes un estilo propio, maravilloso que te engrandece. Besos!

    ResponderEliminar
  32. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  33. Con lo bien que estaba ..lo apetitoso del majar ..tuvo que llegar la paloma y estropearlo ..
    Desde luego la edad no tiene que ser motivo para nada tener un amor mas joven..que pasa si es al contrario?..seguro que si fuera hombre, no le hubiera impotardo la paloma, ni tan siquiera se hubiera dado cuenta que existía¿.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  34. Esas golosinas no llevan código de barras ni fecha de caducidad...
    La paloma, ¡una celosa!


    besos

    ResponderEliminar
  35. No es para meter presión, pero se extraña una entrada nueva ;)
    Besos.
    HD

    ResponderEliminar
  36. Que más da la edad si te hace tocar el cielo de felicidad…
    Besos guapa!!!

    ResponderEliminar
  37. Desde mi paréntesis veo que no has vuelto a escribir, y no me perdí nada, de esta forma, aunque no sea así, parece como si me hubieras esperado.

    Un besazo, preciosa.

    ResponderEliminar
  38. Correo va¡ (jolines, quien me lea, dirá y esta mujer,correo pacá correo pallá)
    Besos ojos¡

    ResponderEliminar
  39. Hay cuerpos que los años no les hace justicia, por que la piel no entiende de años, cuando el deseo está de por medio.

    Saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar
  40. Delicioso tu texto como esa golosina que no entiende de edad.

    Te deseo que, en este año que comienza, todos los días sean como las inquietas y alegres burbujas de cava que parecen jugar en el seno de una copa; que su aromático bouquet acaricie nuestro paladar mientras brindamos junto a las personas que nos deleitan con su cariño y compañía.

    Mi brindis te acompaña.

    Feliz Navidad.

    Besos.

    Lunna.

    ResponderEliminar
  41. Serás capaz de irte de Fiestas navideñas,sin escribirnos nada? Vamos, que te vas y no nos dejas nada...Uf¡ Ojos...déjanos algo¡
    Besos y pásalo bien¡
    Tu amiga Mar¡

    ResponderEliminar
  42. Ojala pudiesemos meter el espíritu de navidad en jarros y abrir un jarro cada mes del año. (Harlan Miller)

    Te deseo una feliz navidad y que todos tus deseos se vean cumplidos en el próximo año.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  43. Las golosinas, ay, que dulces son hasta que se acaban.

    :)

    Buen relato.

    Besitos.

    Andri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando aprieta el hambre, se selecciona menos la presa.
      Cuando aprietan las palabras por ser volcadas, se aminora la selección de las mismas.
      Hambre de leerte.
      Hambre de que selecciones.


      Gracias

      Eliminar